Miércoles, 28 Julio 2021
Ultimas noticias
Casa » Alberto Fernández explotó contra el fallo de la Corte — Clases presenciales

Alberto Fernández explotó contra el fallo de la Corte — Clases presenciales

05 May 2021

Mientras que Elena Highton de Nolasco se abstuvo.

Con tres votos a favor y una abstención, la Corte Suprema de Justicia falló a favor de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires.

Al aceptar intervenir directamente en el referido expediente, la Corte Suprema ya decidió, tal como lo había hecho en la causa "GCBA c/ Córdoba", que la Ciudad tiene status de provincia.

"La CABA y las provincias pueden regular la apertura de las escuelas", consideró el máximo tribunal, que hizo lugar al planteo del gobierno porteño.

"El Estado Nacional sólo puede regular el ejercicio del derecho a la educación de modo concurrente con las provincias, estableciendo las bases, pero no puede, normalmente, sustituirlas, ni decidir de modo autónomo apartándose del régimen legal vigente", suscribieron los jueces.

Día Internacional del Trabajador: Venezuela sube el salario mínimo integral en 177,78 %
Un cartón de 30 huevos por ejemplo, vale 11 millones de bolívares , lo mismo que un kilo de queso, por encima del ingreso mínimo. Pero estas impresionantes cifras no lo son tanto en la realidad.


Al momento de invocar el derecho a la educación por encima de una política sanitaria destinada a enfrentar la segunda ola del COVID-19, el alto tribunal haría referencia a fallos de la Suprema Corte de los Estados Unidos, a ciertas normas de la Constitución Nacional, a los tratados internacionales y la posición pública expresada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos del 9 de abril del 2020. En este sentido han sido importantes los voto de Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, quienes consideraron que si bien ambas potestades son concurrentes entre Nación y autoridades locales, deben prevalecer las decisiones de estas últimas, por cuanto las provincias anteceden al Gobierno Nacional y tienen poderes originarios que deben prevalecer por sobre las facultades de aquel, a las que corresponde interpretar restrictivamente en caso de conflicto.

Por su parte, el magistrado Carlos Rosenkrantz evaluó que la decisión de si las clases deben realizarse en forma presencial o virtual debe tomarla la Ciudad de Buenos Aires y no la Nación.

Concluyó que "esta es una decisión política de la Corte, no jurídica, que pone en cuestión un dilema que es fundamental, y es plantearse qué es lo más importante, la salud o la presencialidad".

Anoche, en la Casa Rosada y en la sede del Gobierno porteño ya sabían qué había decidido la Corte Suprema. Y en ambos casos, la respuesta fue idéntica: pleno acatamiento al fallo por unanimidad y la búsqueda -otra vez- de un espacio institucional para acordar políticas comunes que eviten la intervención del Poder Judicial.

Alberto Fernández explotó contra el fallo de la Corte — Clases presenciales