Martes, 7 Julio 2020
Ultimas noticias
Casa » Una iraní fue castigada con 74 latigazos por subir fotos a Instagram

Una iraní fue castigada con 74 latigazos por subir fotos a Instagram

25 May 2020

Ese es el 'delito' que ha cometido una pareja de influencers iraníes, Shabnam Shahrokhi y Ahmad Moin, a ojos de la Justicia de la República Islámica.

Los delitos cometidos incluye: "Propaganda contra el régimen", publicación de contenido "obsceno y vulgar" y difusión de "corrupción moral".

Con más de medio millón de seguidores en Instagram, Moin-Shirazi es un empresario y ex campeón de kickboxing.

La condena para la mujer es de 16 años de cárcel y 74 latigazos más tres meses de trabajo voluntario. "Intentamos ser ciudadanos responsables, encontrar el estilo de vida correcto".

Alerta en Brasil: superó los 20.000 casos de coronavirus en un día
El veto tampoco impide la entrada y permanencia de la tripulación y los empleados de la aerolínea en el país con fines operativos. Ahora superó a Rusia , pero es poco probable que pase a Estados Unidos ya que ese país tiene más de 1,5 millones de casos.


Su marido Moin Shirazi, recibió una condena de nueve años de prisión por compartir publicaciones en su perfil denunciando la corrupción, la pobreza y la falta de libertad en la nación. "Fuimos acusados de disfrutar nuestra paternidad", dijo él a sus seguidores cuando contó las condenas recibidas. “Me llamaron corrupto”, dijo Shirazi. Pero lo peor para ellos fueron las fotos de Shabnam sin velo al lado de mi madre. "No podían soportar la idea de que la gente empiece a pensar que ambos géneros, velados y descubiertos, pueden coexistir en Irán", añadió.

Sin embargo, no es la primera vez que la familia tiene problemas con la justicia iraní.

"Un día a principios del verano de 2019, recibí una llamada oculta en mi teléfono", contó Ahmad Moin Shirazi al francés Le Monde. “Nadie, excepto el sistema, tiene acceso a esta opción en Irán. "Supe de inmediato que era un mal presagio". La llamada era del Ministerio de Inteligencia, que los convocaba a ambos para interrogarlos. A partir de aquí, cuatro horas de preguntas sin cesar donde llegaron a comprobar que las autoridades habían acumulado con un informe de hasta 1.000 páginas en el que se recogían todo tipo de datos personales y movimientos sobre la pareja.

Luego de una noche en prisión y a la espera del juicio, la pareja salió en libertad con el pago de la fianza. Pero no fue hasta septiembre de 2019, que decidieron exiliarse en Turquía con sus hijos, dejando en Irán su negocio, su casa y personas queridas. Fueron informados de la sentencia del tribunal a través de su abogado, quien intentará apelar contra el veredicto.

Una iraní fue castigada con 74 latigazos por subir fotos a Instagram