Martes, 7 Abril 2020
Ultimas noticias
Casa » La ciencia de pie: científicos argentinos ayudan contra el coronavirus

La ciencia de pie: científicos argentinos ayudan contra el coronavirus

17 Febrero 2020

Un grupo de científicos argentinos, entre ellos una pampeana, creó el prototipo de un kit portátil para diagnosticar, mediante una tecnología molecular, si un paciente está infectado con coronavirus, una enfermedad surgida en China que causó la muerte de 1.018 personas a nivel global.

Los jóvenes ya patentaron su proyecto de nombre Caspr Biotech y esperan conseguir con inversores al menos tres millones de dólares para que su dispositivo (que se probó exitosamente en Brasil y Argentina) pueda hacerse masivo, de acuerdo a medios internacionales.

Hasta el momento, Caspr tiene como inversores a Grid Exponential (una company builder de proyectos de biotecnología en América Latina) e IndieBio (el mayor inversor de biotech en el mundo, localizado en Silicon Valley).

El investigador comentó que “el kit es una tira reactiva de papel en la cual el resultado puede leerse como en un Evatest” y develó que el “costo es de menos de dos dólares por reacción”. Cuando conocieron la simplicidad y el costo del sistema se emocionaron.

El gran problema que existe hoy con el coronavirus, y en rigor con todas las enfermedades infecciosas, es que la detección se realiza con un método conocido como PCR. "Depende de laboratorios centralizados, personal capacitado, reactivos costosos e importados". Además, agregó que el "costo es de menos de 2 dólares por reacción". El gobierno chino ya ha destinado alrededor de 5.500 millones de dólares para intentar detener la epidemia.

Aseguran que Silvia Pinal fue hospitalizada de emergencia
En la misma página, la hija de Silvia Pinal agregó: "Le van a dar sus medicamentos para desinflamar y ya, pero ella está muy bien (...) Está tranquila".


Especialistas argentinos desarrollan hoy un test que puede detectar en poco menos de una hora a pacientes con coronavirus, esa enfermedad que mantiene en alerta al mundo.

"El hecho que la detección esté basada en los síntomas omite el período ventana de la enfermedad que puede ser de dos semanas o más en las que la persona puede contagiar pero los síntomas como la temperatura corporal no lo expresan", sostuvo.

La licenciada en genética y cofundadora de Caspr Lucía Curti explicó que "es un método de detección molecular que busca directamente la huella genética del patógeno, que en este caso es un virus, pero también puede ser una bacteria". "Todavía hay cosas del funcionamiento que debemos perfeccionar pero, esencialmente, se coloca una muestra proveniente de un hisopado nasal y el modus operandi es muy similar al de un test de embarazo".

El parche muestra si da positivo con una rayita negra o no marca nada si es negativo. "Fue un impacto muy grande en la comunidad científíca, porque a partir de una edición genética se pudieron modificar organismos vivos de forma muy precisa, lo que dio el foco para desarrollar distintas terapias". Carla, Federico y Lucía trabajaban ya con esa tecnología.

La ciencia de pie: científicos argentinos ayudan contra el coronavirus