Domingo, 17 Noviembre 2019
Ultimas noticias
Casa » La Voyager 2 "llama a casa" del espacio interestelar

La Voyager 2 "llama a casa" del espacio interestelar

07 Noviembre 2019

La sonda espacial Voyager 2, lanzada en 1977 desde el centro espacial de Cabo Cañaveral (EEUU) para estudiar planetas externos, salió del sistema solar y entró en el espacio interestelar, también conocido por las siglas ISM.

Allí, en un lugar tan lejos y hasta difícil de imaginar para la mente humana, los instrumentos de ondas de plasma de la nave registraron que la densidad del plasma estaba aumentando, mientras que en el artículo se describe que la sonda está tan lejos, que la información tarda 19 horas en llegar a la Tierra.

"Parte de lo que las Voyager nos están diciendo es que, incluso aunque ambas naves estén en el medio interestelar, el Sol todavía ejerce su influencia en esa región interestelar cercana", ha explicado a ABC Bill Kurth, coautor de uno de los estudios e investigador en la Universidad de Iowa (EEUU). La NASA ya lo anunció con gran entusiasmo a finales del año pasado, pero no es hasta ahora que han llegado las pruebas definitivas que confirman este hito de la exploración espacial. Además, los datos vuelven a mostrar que las cosas no son como se pensaban.

Los astrónomos pudieron confirmar este importante paso cuando el instrumento de medición de onda de plasma que lleva la sonda detectó un marcado aumento en la densidad de plasma (estado fluido similar al gaseoso).

Se ha demostrado, por ejemplo, que dentro del Sistema Solar, el plasma es más caliente y de menor densidad que el viento solar, la corriente de partículas liberadas por el Sol.

La Voyager 1 cruzó al espacio interestelar en 2012 y aportó información valiosa sobre la región de la heliopausa.

Encontraron huesos de 14 mamuts en trampas de 15 mil años
Los restos se exhibirán en el Museo del Mamut de Tultepec , aunque no se ha establecido una fecha precisa para ello. Los expertos señalaron que en este descubrimiento también se halló "la primera trampa para mamuts en el mundo".


"En un sentido histórico, la vieja idea de que el viento solar se iría reduciendo gradualmente a medida que avanza en el espacio interestelar simplemente no es verdad", afirmó Gurnett. Asimismo, también se deduce que el límite de la heliosfera es más delgado y uniforme de lo esperado y con un fuerte campo magnético. "Es asombroso cómo los fluidos, incluidos los plasmas, forman la frontera".

Gurnett, profesor emérito del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Iowa, es el principal investigador del instrumento de ondas de plasma que lleva el Voyager 2.

Para alcanzar el espacio interestelar, la Voyager 2 recorrió 119.7 unidades astronómicas (UA), mientras que la Voyager 1 lo logró a 122,6 UA. La nave espacial se lanzó con pocas semanas de diferencia en 1977, con diferentes objetivos de misión y trayectorias a través del espacio.

En otro estudio, Edward Stone, del California Institute of Technology (CALTECH) y sus colegas informan sobre observaciones que apuntan a la existencia de una capa entre la heliopausa y el espacio interestelar donde interactúan los vientos solares e interestelares.

LaNASA descubrió que el campo magnético del espacio interestelar es mucho más estable de lo que se suponía porque las sondas no detectaron cambios en su dirección, aunque Voyager 2 reveló que la radiación del espacio abierto es tres o cuatro veces más intensa que en la heliosfera y los vuelos interestelares requerirían medios de protección más eficaces.

La Voyager 2