Lunes, 18 Noviembre 2019
Ultimas noticias
Casa » Casado: "La pelota está en el tejado de Sánchez"

Casado: "La pelota está en el tejado de Sánchez"

11 Noviembre 2019

A Sánchez le ha advertido que ahora "va a tener mucho más complicado" formar Gobierno, pero también le ha dicho que España "no puede esperar más, no puede seguir rehén de sus intereses partidistas y electoralistas", por lo que le ha instado a actuar cuanto antes.

Sin embargo, los sondeos apuntan a que volverá a ganar pero lejos de una mayoría absoluta en el Parlamento, necesitando de los apoyos de otros partidos para ser investido y luego sacar adelante las leyes.

Los españoles acudieron a las urnas este domingo por cuarta vez en cuatro años, en un ambiente crispado por el bloqueo político crónico y una crisis catalana que ha alimentado a la extrema derecha de Vox.

El líder del conservador Partido Popular (PP), Pablo Casado, reclamó por su parte el voto de todos los partidos de la derecha, ante la posibilidad de arrebatarle el poder a Sánchez, presidente del gobierno, tras las elecciones del domingo.

En estas nuevas elecciones votó a primera hora de la mañana.

Después de votar en un municipio cerca de Madrid, Iglesias prometió "dejar atrás los reproches" esta misma noche, y "tender la mano al Partido Socialista", ya que "combinar la valentía de Podemos y la experiencia del PSOE puede convertir a nuestro país en un referente de políticas sociales".

España está fragmentada. A la tradicional brecha entre izquierda y derecha se han unido escisiones dentro de cada bloque y eso está mermando la voluntad de consenso.

Sevilla, sin Javier Hernández, golea a Dudelange — Europa League
Klapp (Cabral, min.46), Morren, Bougrine ( Schnell , min.46), Bernier; Stolz (Lavie, min.86) y Sinani . Amonestó con tarjeta amarilla a Cools (min.32) en el Dudelange y a Jordán (min.56) en el Sevilla .


"He votado a la derecha, porque las cosas más importantes son la unidad de España y (garantizar) las pensiones", indicó a la AFP Rafael García, de 84 años, en el madrileño barrio de Hortaleza, donde muchas ventanas estaban adornadas con banderas españolas.

Una de las dominantes de la campaña fue la situación en Cataluña, donde sigue vivo el pulso del separatismo contra el Estado, y donde los comicios se desarrollarán bajo fuerte vigilancia policial.

La temperatura se disparó con la condena en octubre de nueve líderes independentistas a penas de prisión de entre 9 y 13 años de cárcel, por su papel en el fracasado intento de secesión de 2017.

Según datos provisionales proporcionados por el servicio de Correos, unas 900.000 personas ejercieron el derecho al voto por correspondencia antes del cierre del plazo, lo que supone un descenso del 26,39 por ciento respecto a las elecciones de abril, en las que 1,2 millones de personas votaron por correo.

El principal beneficiado de la crisis catalana parece ser Vox, cuyo líder, Santiago Abascal, propugna "soluciones drásticas": suspender la autonomía catalana, ilegalizar a los partidos soberanistas, y detener al presidente de la región, Quim Torra.

En un mitin en Madrid, el líder del PP, Pablo Casado, hizo hincapié en su respeto por Ciudadanos y Vox, pero pidió a los antiguos votantes del PP que han votado diferente en las últimas elecciones, que les vuelvan a votar y eviten dividir el voto de los conservadores.

Aunque España sigue teniendo un crecimiento económico superior al de la zona euro, todos los indicadores apuntan a una ralentización y las cifras divulgadas esta semana: enfriamiento del empleo y reducción por la Comisión Europea de la previsión del crecimiento del PIB (cuatro décimas menos, hasta el 1,9 %) resaltan esa idea.

Casado: