Lunes, 21 Octubre 2019
Ultimas noticias
Casa » Estudiante recibe la calificación más alta por un trabajo con tinta invisible

Estudiante recibe la calificación más alta por un trabajo con tinta invisible

12 Octubre 2019

Compró semillas de soja, las remojó en agua y las trituró.

"Cuando el profesor dijo en clase que valoraría mucho la creatividad, decidí que haría que mi ensayo sobresaliera de los demás", explica.

Eimi Haga, de 19 años, aplicó una técnica ninja llamada "aburidashi". Posteriormente, exprimió las semillas trituradas en un paño, mezcló el extracto con agua y aplicó el resultado a un pincel que usó en tres tipos de papel tradicional 'washi' (papel fino japonés).

Una vez que las palabras se secaron, se volvieron invisibles. Este proceso permite que las palabras escritas con esa tinta puedan ser leídas cuando se calienta el papel cerca de una estufa.

La estudiante, aparte de mostrar gran interés por los libros del Período Edo (1603-1867) que recogen detalles de las técnicas ninja, también memoriza cartas de agentes ninja como parte de las actividades que se realizan durante el curso. "¡Solo esperaba que a nadie más se le ocurriera la misma idea!".

Postergaron el juicio a Cristina Kirchner
Con lo cual las audiencias se retomarán luego del domingo 27 de octubre, día en que se celebrarán las elecciones presidenciales. El listado de indagatorias previsto por el TOF 2 ubica a Cristina Kirchner última en el listado.


Los ninjas practican ninjutsu, el arte marcial japonés de la guerrilla. Su profesor les dijo que debían entregar un ensayo respecto a lo que vieron y aprendieron en la visita.

Una vez la tinta se absorbió, se volvió invisible, aunque para evitar que su profesor pensara que no había nada escrito, le adjuntó una nota en la que le pedía que calentara el papel. Admitió que, aunque tenía ciertas dudas de que las palabras aparecieran claramente, los resultados lo sorprendieron gratamente. Pero cuando efectivamente calenté el papel sobre la estufa en mi casa, las palabras aparecieron muy claras y pensé: "'¡Bien hecho!'", comentó el docente Yuji Yamada.

"No dudé en darle al trabajo la máxima puntuación, pese a que no lo leí hasta el final porque pensé en no calentar algunas partes del papel en caso de que los medios se interesaran por esto. y saqué una foto".

La propia alumna aceptó esto y dijo que su ensayo es en realidad más estilo que sustancia.

La joven señaló que estaba segura de que su maestro reconocería al menos su esfuerzo.

Estudiante recibe la calificación más alta por un trabajo con tinta invisible