Lunes, 25 May 2020
Ultimas noticias
Casa » Ibaka y Chriss se van a puñetazos

Ibaka y Chriss se van a puñetazos

12 Marcha 2019

Este lunes en Cleveland, en el partido entre los Toronto Raptors y los Cleveland Cavaliers, el pivot hispano-congoleño Serge Ibaka, de 29 años, y el estadounidense Marquese Chriss, de 21, fueron expulsados en el tercer cuarto tras pelearse en la cancha.

Entre ellos estuvo el ala-pívot Kevin Love, quien volvió a ser el mejor en el juego interior al conseguir un doble-doble de 16 puntos y 18 rebotes que permitieron a los Cavaliers (17-50), eliminados de los playoffs, dominar el partido durante toda la segunda parte.

El entrenador de Toronto, Nick Nurse, sacó a sus titulares cuando los Cavaliers se alejaron y la ventaja llegó a los 27 puntos con solo un minuto por jugar.

Kyle Lowry acabó con 14 puntos por los Raptors.

Ibaka y Chriss se van a puñetazos

Todo se generó cuando el jugador de Toronto cayó estrepitosamente al suelo en el segundo periodo, tras recibir una falta de Chriss después de anotar en jugada de rebote. Y también mala noche para los catalanes, tanto de Marc Gasol, de los Raptors, como de Ricky Rubio, de los Utah Jazz, que han perdido sus partidos.

Después de que ambos se separaran y cuando la acción parecía terminaba, Ibaka se levantó como un resorte del suelo y fue hacia Chriss, al que agarró del cuello por la espalda y empujó hasta la protección acolchada del aro.

El jugador de Sant Boi siguió sin tener su mejor inspiración encestadora al anotar sólo un tiro de los seis de campo que hizo y falló los dos intentos de triples y otro desde la línea de personal.

Ninguno de los dos jugadores quiso comentar sobre el incidente, pero un portavoz de los Raptors manifestó que la reacción de Ibaka se dio después que algo le tuvo que decir Chriss mientras luchaban por el balón.

Por segunda vez en 198 años Perú presenta un gabinete paritario
Recordemos que Salvador del Solar asume el cargo de la presidencia del Consejo de Ministros en reemplazo de César Villanueva.


Ibaka y Chriss se van a puñetazos