Viernes, 3 Julio 2020
Ultimas noticias
Casa » Piqué espera "arreglarlo" en la vuelta ante Sevilla

Piqué espera "arreglarlo" en la vuelta ante Sevilla

25 Enero 2019

Cuando cambias, arriesgas. Si ganas, aciertas. Marcando un gol en el Nou Camp, tendría que encajar cuatro para no lograr el pase.

Al filo del descanso, Ben Yedder avisó con un disparo a bocajarro en el área pequeña que sacó el meta Jasper Cillessen (44), respondiendo a la única acción del Barça en la primera parte cuando Malcom recibió un balón filtrado al área que cruzó demasiado (41).

Contra el Valladolid, en los cuartos de final de la edición de 1984, Magadaleno y Moisés firmaron el 2-0 en Sevilla pero los pucelanos pasaron por penaltis después de repetir el tanteo en Zorilla (Jorge y Pato Yáñez) y de que Juan Carlos y Fortes marcasen en una prórroga en la que no estaba vigente la norma del valor doble de los goles fuera de casa.

Dan por finalizada la búsqueda del avión de Sala
Sala volaba desde Nantes a Cardiff después de despedirse de sus excompañeros tras su fichaje por 19,3 millones de dólares por el club de la Liga Premier.


El delantero francés del Sevilla, Wissam Ben Yedder, muestra una camiseta que apoya al delantero argentino del Cardiff City FC, Emiliano Sala, mientras celebra el segundo gol de su equipo durante el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey de España entre el Sevilla FC y el FC Barcelona en el Ramon Sanchez Pizjuan. Ganó los balones aéreos, se asoció siempre y sacó de su zona y dejó en evidencia a Piqué antes de asistir en el gol de Sarabia.

El Sevilla también presenta un balance muy favorable en el resto de competiciones cuando ha debido defender un 2-0, ya que ha pasado las cinco eliminatorias europeas en las que esto ha sucedido y sólo se ha inclinado en una de las dos ocasiones en las que dicho marcador se dio en la extinta Copa de la Liga.

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (Comité Madrileño). No pitó penalti en una jugada de VAR (posible mano de Vidal, aunque le da en el pecho); no quiso ver una clara falta a Sarabia en el borde del área; estuvo muy permisivo con ambos equipos, pero acabó mostrando la primera tarjeta amarilla del partido a Sergi; no amonestó a Piqué en una 'planchazo' a Promes -siguió la jugada- que podía interpretarse incluso como agresión; y permitió, como todos, los desplantes de Luis Suárez en la recta final del encentro. Al Sevilla poderoso de Nervión nunca se le puede dar por muerto.

Piqué espera