Miércoles, 24 Abril 2019
Ultimas noticias
Casa » Lagarde a bancos centrales: Deben estar preparados para una posible desaceleración

Lagarde a bancos centrales: Deben estar preparados para una posible desaceleración

22 Enero 2019

La semana pasada, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, confirmó que el gobierno argentino está cumpliendo con lo prometido al FMI al informar que el déficit primario de 2018 representó el 2,4% del PBI.

"Las perspectivas para las economías de mercados emergentes y en desarrollo reflejan los continuos vientos en contra derivados de la merma de los flujos de capital tras la subida de las tasas de política monetaria en Estados Unidos y las depreciaciones de los tipos de cambio", dijo el fondo en una actualización de sus "Perspectivas de la economía mundial".

La desaceleración de la economía se refleja principalmente en Europa y Estados Unidos, a diferencia de la región de América Latina y el Caribe, en la que se proyecta un crecimiento del 2,0 % en 2019 y 2,5 % en 2020, a diferencia del 1,1 % registrado en el 2018.

Para América Latina, la organización recortó sus previsiones para este año y el próximo en 0,2 puntos porcentuales por debajo de lo previsto en octubre, a un nivel de 2,0% en 2019 y 2,5% en 2020. Señala que las condiciones financieras en "las economías avanzadas se han tornado más restrictivas desde octubre", y que "las valoraciones de las acciones -que eran excesivas en algunos países- han retrocedido debido a un menor optimismo respecto a las perspectivas de ganancias en medio de crecientes tensiones comerciales y expectativas de menor crecimiento mundial".

En cambio, el informe destaca que, en el caso de Brasil, el país está en la senda de la recuperación después de la recesión que lastró su economía en 2015 y 2016, con un crecimiento revisado al alza de 0,1 puntos porcentuales hasta el 2,5% en 2019.

Para México el FMI pronostica un crecimiento del 2,1%, con un recorte de 0,4 puntos porcentuales con respecto a octubre.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha anunciado este lunes que la economía mundial está perdiendo impulso en comparación con los datos obtenidos en el año 2018, cuyo crecimiento global fue del 3,7 %.

En aquel mes, el organismo indicó que "la economía de la Argentina se contraerá en 2019 debido a que las políticas más estrictas dirigidas a reducir los desequilibrios frenarán la demanda interna, antes de volver a crecer en 2020".

En cuanto a la economía mundial, la economista jefe del organismo multilateral, Gita Gopinath, explicó hoy en Davos que "después de dos años de sólida expansión, está creciendo más lentamente de lo esperado y los riesgos están aumentando".

"El envejecimiento de la población aumentará el gasto público en pensiones en algo más de 2 puntos porcentuales del PIB para 2050", exponen los técnicos del FMI que entienden que una reducción de las pensiones contribuye a aumentar el ahorro privado al inducir a las personas a ahorrar más para proporcionarse una pensión autofinanciada. "Varios factores, aparte del recrudecimiento de las tensiones comerciales, podrían provocar un deterioro aun mayor de la actitud frente al riesgo, lo que incidiría negativamente en el crecimiento, especialmente en vista de los altos niveles de deuda pública y privada".

Para la zona euro, el FMI se muestra menos optimista con una proyección de crecimiento del 1,6% frente al 1,9% anterior. Por otro lado, señala algunas decisiones económicas y políticas tomadas por países como Alemania o Italia.

El pronóstico del crecimiento para 2020 también se situaba en 1,8%.

El FMI expresó su inquietud sobre las dificultades del Reino Unido para organizar una salida de la UE.

El Foro de Davos se extenderá durante todo esta semana y esta tarde viajarán en representación de la Argentina el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el titular del Banco Central, Guido Sandleris, quienes el jueves se reunirán con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

Estas situaciones se traducen en rebajas de seis, cuatro y una décima, respectivamente, en las tasas de crecimiento esperadas para estos países en 2019, que se sitúa ahora en 1,3, 0,6 y 1,5%.

Lagarde a bancos centrales: Deben estar preparados para una posible desaceleración