Miércoles, 21 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Los Mossos detienen a un francotirador que quería matar a Pedro Sánchez

Los Mossos detienen a un francotirador que quería matar a Pedro Sánchez

10 Noviembre 2018

Según el citado medio, Manuel M.S. planeaba atentar contra el presidente como venganza por la orden de exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, y en su domicilio tenía un arsenal de 16 armas de fuego, con rifles de precisión y un subfusil de asalto.

El 'lobo solitario', Manuel Murillo Sánchez, de 63 años, era vigilante de seguridad, poseía licencia de armas y los medios lo describen como un experto tirador; sin embargo, el presidente del Club de Tiro del Vallés, donde Murillo participaba, habló de éste en declaraciones a TV3, el primer canal de la televisión pública catalana, como "un tirador mediocre, que se entrenaba en la modalidad de aire comprimido, y que es imposible que fuese un francotirador".

Fue arrestado hace tres semanas.

Los investigadores, tras leer el contenido de los mensajes y trazar un perfil del sospechoso, llegaron a la misma conclusión e informaron al juzgado de guardia de Tarrasa, que no contactó con la Audiencia Nacional al no considerarlo un caso de terrorismo, sino un delito de conspiración de atentado contra la autoridad con uso de arma.

Murillo no había participado en actos violentos ni tenía antecedentes policiales de ningún tipo, motivo por el cual las fuerzas de seguridad no lo tenían controlado. En concreto, pidió información sobre su localización y su agenda.

También que expresara que no le importaba ser capturado después, porque "estoy dispuesto a sacrificarme por España", según escribió.

Los Mossos d'Esquadra han confirmado a través de Twitter la detención de esta persona que "pretendía matar" al presidente del Gobierno y al que se intervino "un arsenal de armas en casa".

El gobierno español aseguró en una breve nota que "en ningún caso se ha visto comprometida la seguridad del presidente". Fue en ese momento cuando los Mossos lo detuvieron y desde entonces está en prisión.

Derechos de autor de la imagen Getty Images Image caption El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez. Además, en su coche llevaba dos pistolas, una de ellas modificada e ilegal.

De este modo, cree que la situación que se ha creado "se ha sacado de quicio" y por eso dice que no volverá a hablar de política y venderá todas sus armas.

Tras su detención se dio aviso de inmediato a Seguridad de La Moncloa, pero el Ejecutivo decidió que lo mejor era la discreción, así que no se comunicó el incidente.

El presunto atacante se encuentra actualmente en prisión incondicional en el Centro Penitenciario Brians-2, en Cataluña, donde al ingresar confesó sus intenciones de matar a Sánchez.

Los Mossos detienen a un francotirador que quería matar a Pedro Sánchez