Martes, 23 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Hizo lío: la metáfora poco feliz del papa Francisco sobre el aborto

Hizo lío: la metáfora poco feliz del papa Francisco sobre el aborto

10 Octubre 2018

- Ante los fieles reunidos este miércoles en la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco comparó la práctica del aborto con quien resuelve "un problema" contratando a un sicario.

Y volvió a hablar del "desprecio a la vida". Es una mentalidad que llega a consentir incluso la supresión de la vida humana en el seno materno en nombre de otros presuntos derechos. ¿Cómo puede ser terapéutico, civil, o simplemente humano, un acto que suprime la vida inocente e indefensa en su inicio? La vida es agredida por las guerras, por las organizaciones que explotan al hombre, -leemos en los periódicos o vemos en los telediarios tantas cosas- por especulaciones sobre la creación y la cultura del descarte, y por todos los sistemas que someten la existencia humana a cálculos de oportunidad, mientras que un escandaloso número de personas vive en un estado indigno del ser humano. "Acoger al otro, en efecto, es un desafío al individualismo".

"¿Es justo suprimir una vida humana para resolver un problema? ¿Es justo contratar un sicario para resolver un problema?". No se puede, no es justo 'quitar' a un ser humano, aunque sea pequeño, para resolver un problema. Pensemos a la llegada de un niño enfermo. Para Francisco, cuando los padres descubren que el hijo que esperan tiene una enfermedad o una discapacidad, necesitan "verdadera cercanía y solidaridad" para afrontar la realidad y superar los miedos.

"Un niño enfermo, como cualquier persona necesitada y vulnerable, más que un problema es un don de Dios, que nos puede sacar de nuestro egoísmo y hacernos crecer en el amor", finalizó.

El Papa exhorta a ver el sentido positivo del mandamiento: "no matarás".

"En cambio -ha añadido-, a menudo reciben consejos apresurados para interrumpir el embarazo, es decir, esto es un modo de decir: interrumpir el embarazo significa quitar la vida a uno, directamente", ha advertido.

"Es bello esto: Dios es amante de la vida".

Francisco recordó que el valor de la vida no se mide por el dinero, el poder o el éxito sino por el amor.

En 2016, sin emabargo, anunció que todos los sacerdotes tendrían la facultad de absolver a las mujeres que hayan cometido "el pecado del aborto", porque "el perdón de Dios no se puede negar a todo el que se haya arrepentido" y "muchas de ellas llevan en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa".

Hizo lío: la metáfora poco feliz del papa Francisco sobre el aborto