Domingo, 21 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Analista internacional explica triunfo de Bolsonaro por "voto castigo" al sistema político

Analista internacional explica triunfo de Bolsonaro por "voto castigo" al sistema político

09 Octubre 2018

El candidato del Partido Social Liberal (PSL), Jair Bolsonaro, se impuso ayer en las elecciones presidenciales en Brasil aunque sin superar el 50% de los votos, por lo que disputará una segunda vuelta con el aspirante del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, el próximo 28 de octubre.

Aunque en el tramo final de la campaña, el PT subió el tono contra Bolsonaro al advertir al electorado que, con su elección, la democracia estaría en peligro, incluso, mediante un video en el que se le comparaba con Hitler, esto no fue suficiente para que el candidato que odia a los homosexuales y discrimina a las mujeres casi rozara el triunfo en primera vuelta.

Para acortar distancias con Bolsonaro, Haddad puede buscar apoyo en Ciro Gomes, del Partido Democrático Trabalhista (PDT), que fue ministro de Integración Nacional de Lula y consiguió 12,5% de los votos el domingo.

Bolsonaro, de 63 años, trepó en las encuestas de opinión en la última semana montado en una ola de antipatía hacia el Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad, cuyo líder está en la cárcel por corrupción.

Pero ante la diferencia de más de 18 millones de votos que le sacó Bolsonaro, Haddad necesita tejer más alianzas.

La clave para que Haddad se acerque a los porcentajes de Bolsonaro reside en el centroizquierdista Ciro Gomes, que tenía 12,5 por ciento de los sufragios.

El 'Mito', como lo llaman sus seguidores, reiteró que Brasil "no puede" volver a apostar por la izquierda y el "comunismo" y reafirmó que, si gana la segunda vuelta del 28 de octubre, su plan pasa por "reducir el número de ministerios", "privatizar estatales" y acabar con la corrupción.

Pero las encuestas del sábado los colocaban en virtual empate técnico en caso de balotaje, con tendencia a favor de Bolsonaro (45%-43% según el Ibope y 45%-41% según Datafolha).

Una de las bazas de la formación fue la expresidenta Dilma Rousseff, destituida en 2016 por el Congreso y quien lideraba todos los sondeos previos a las elecciones para uno de los dos escaños por el estado de Minas Gerais, pero quedó en cuarto lugar con un 15,35 % y está fuera del Senado. "Votará en uno para que no gane otro y eso refleja falta de opciones y de madurez democrática", analizó entonces. "Son tres semanas, una campaña cortísima, y más aún tiene que pensar en la gobernabilidad, estbleciendo compromisos con esos sectores", dijo André César, de la consultora Hold en Brasilia.

El candidato del PT, Fernando Haddad, votó en una escuela del sur de Sao Paulo. Hay mucho en juego y queremos unir al país.

Con estos resultados, Bolsonaro tendría un escenario más propicio para impulsar sus proyectos en el Congreso, donde ya recibió el apoyo de la poderosa bancada del agronegocio y de líderes de iglesias evangélicas.

"Siempre hemos estado en segundo lugar, siempre hemos ido a segunda vuelta desde el 89 y enfrentaremos ahora respetuosamente esta lucha electoral".

Inicialmente, Bolsonaro no era el favorito de los mercados, que veían en Geraldo Alckmin (PSDB) al candidato ideal para implementar las reformas defendidas por los economistas para encarrilar la economía del país.

A pesar del terremoto político que supone la victoria de un candidato calificado de racista, misógino y homófobo, y defensor de la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985, la brecha territorial que muestran los resultados no es nueva, aunque se ha agudizado.

El año pasado apenas 13% de la población de Brasil reconocía estar satisfecho con su democracia.

Analista internacional explica triunfo de Bolsonaro por