Domingo, 18 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Ojo de Florence toca tierra en Carolina del Norte

Ojo de Florence toca tierra en Carolina del Norte

14 Setiembre 2018

El huracán Florence ya azota la costa atlántica de Estados Unidos y el ojo de esa tempestad acaba de tocar tierra cerca de la ciudad de Wrightsville Beach, en Carolina del Norte, con vientos máximos de 150 kilómetros por hora.

Los servicios de emergencia de Carolina del Norte luchaban este viernes por rescatar a cientos de personas bloqueadas en sus casas por las inundaciones provocadas por el huracán Florence.

El factor más peligroso asociado al lento desplazamiento de Florence, alerta el NHC, es la lluvia extremadamente fuerte, que puede causar inundaciones "desastrosas" que se extenderán durante el fin de semana, así como una marejada ciclonica que podría ser mortal.

El fenómeno se debilitó a categoría 1 de 5 en la escala de Saffir-Simpson, pero las autoridades advirtieron de los riesgos de los potentes vientos de 175 kilómetros por hora y las lluvias torrenciales.

Este avance provocará su debilitamiento gradual, aunque sigue siendo un ciclón de grandes dimensiones, cuyos vientos huracanados se extienden hasta 130 kilómetros desde su ojo y de fuerza de tormenta tropical hasta 315 kilómetros desde el centro. "Cualquiera que esté en la zona de evacuación en las Carolinas y en Virginia tiene que salir ahora si ya no lo han hecho", advirtió la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Más de 415 mil hogares y negocios estaban sin electricidad en Carolina del Norte, según powerfueltage.us, que rastrea la red eléctrica de la nación. Jeff Cunningham, por ejemplo, decidió permanecer en su bote, amarrado en la marina de North Myrtle Beach, Carolina del Sur.

Al igual que en muchas otras localidades de la costa, las autoridades instaron a evacuar el martes 11 de septiembre e impusieron un toque de queda.

"Socorremos a la gente en botes, hacemos envíos, ayudamos", dijo a la AFP Rob Gaudet, uno de los fundadores de Cajun Navy en Baton Rouge, la capital de Luisiana en el sur del país.

El gobernador de Georgia, Estado que el miércoles se declaró en emergencia, dijo que movilizará "todos los recursos disponibles" para hacer frente a los vientos y las precipitaciones. Está previsto que alcance tierra en las próximas 24 horas.

Unos 10 millones de personas viven en áreas por las que pasará el huracán, en donde las casas y tiendas comerciales de la costa habían sido cubiertas con madera en anticipación a la llegada de la tormenta.

"Habrá daños de infraestructura, y cortes de energía que podrían durar días o incluso semanas", agregó.

Ojo de Florence toca tierra en Carolina del Norte