Jueves, 17 Octubre 2019
Ultimas noticias
Casa » El papa recomienda "el silencio y el rezo" ante los ataques

El papa recomienda "el silencio y el rezo" ante los ataques

04 Setiembre 2018

"No sirve nada más, frente a quien provoca el escándalo y las divisiones, frente a los perros salvajes que buscan la guerra y no la paz". Inspirado en el Evangelio del día, que relata cuando Jesús regresa a Nazareth, es visto con sospecha y es echado, el ex arzobispo de Buenos Aires explicó que esa narración permite comprender "cómo el padre de la mentira, el acusador, el diablo, actúa para destruir la unidad de una familia, de un pueblo". No razonaban, gritaban. Jesús callaba.

El Papa recordó que Jesús pasó en medio de los perros salvajes y con su silencio los venció, y se fue. No había llegado la hora.

El Papa Francisco recomendó el lunes silencio y oración para reaccionar ante aquellas personas que solo buscan el escándalo, la división y la destrucción en lo que pareció ser una respuesta indirecta a las acusaciones sobre que encubrió a un cardenal estadounidense involucrado en escándalos de abusos sexuales. Pero el Hijo del Padre Celestial usa solo "la Palabra de Dios", un hábito que adopta incluso cuando "quiere vencer al Diablo". Con su "silencio" Jesús vence a los "perros salvajes", vence "el diablo" que "había sembrado la mentira en el corazón". "Cuántas veces en las familias comienzan las discusiones sobre política, deporte, dinero y a veces esas familias quedan destruidas, en discusiones en las que se ve que el diablo está ahí para destruir". Porque la verdad es mansa, la verdad es silenciosa, la verdad no es ruidosa.

"Con las personas que no tienen buena voluntad, con las personas que buscan el escándalo, que buscan solo la división, que buscan solo la destrucción, también en las familias: silencio".

Que el Señor no de la gracia para discernir cuándo debemos hablar y cuándo debemos permanecer en silencio, dijo el Papa.

Continuarán las fuertes lluvias en Guanajuato
La circulación del ciclón tropical aporta humedad hacia el occidente del país y el sur de la Península de Baja California, con lo que refuerza el potencial de lluvias en esas zonas.


El domingo 21 se desató la grave crisis que se vive en la Iglesia cuando el arzobispo Carlo María Viganó, ex embajador pontificio en Estados Unidos, lanzó una gran bomba metafórica que sacudió a la Iglesia, mientras el Papa presidía una misa ante una multitud en el cierre de las Jornadas Mundiales de la Familia en Dublin, Irlanda.

El exnuncio ha acusado al papa de haber silenciado los abusos cometidos por el cardenal norteamericano Theodor McCarrick, que deberá ser juzgado próximamente en el Vaticano.

Ese encuentro ha adquirido nueva importancia tras las denuncias de Viganò, de que informó a Francisco sobre los abusos de McCarrick el 23 de junio de 2013, pero que el papa, según él, lo rehabilitó de las sanciones que, también según él, le había impuesto el papa Benedicto XVI en 2009 o 2010. Con un mecanismo que demuestra una perfecta coordinación, personajes de la conspiración ultraconservadora como el cardenal Raymond Burke, de inmediato hicieron declaraciones de apoyo a Viganó. Varios obispos dieron su apoyo a Viganó.

El último golpe de efecto de la conspiración la cometió el arzobispo de Filadelfia, Chales Chaput, que envió una carta a Jorge Bergoglio pidiéndole que anule el Sínodo Mundial de Obispos dedicado a la Juventud, cuya preparación está muy avanzada, incluso con el Instrumentum Laboris que es la guía principal de discusión.

El papa recomienda