Martes, 14 Agosto 2018
Ultimas noticias
Casa » ONU llama al desarme en aniversario de la bomba atómica en Nagasaki

ONU llama al desarme en aniversario de la bomba atómica en Nagasaki

11 Agosto 2018

Guterres llegó a Japón el martes para su segunda visita desde que tomó la cartera actual.

Durante su reunión las partes coincidieron en la necesidad de continuar con las sanciones basadas en las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, hasta que Pyongyang emprenda pasos concretos hacia la desnuclearización.

Los países que poseen el arma atómica "tienen una especial responsabilidad para liderar estos esfuerzos", dijo Guterres, quien añadió que el desarme constituye "la mejor fuerza para la paz y la estabilidad" internacionales.

En este sentido, recordó que en julio del año pasado la mayoría de países de Naciones Unidas apoyaron el Tratado sobre la Prohibición de Armas Nucleares, firmado por estados 122 miembros aunque con la notables ausencia de las potencias atómicas y sus aliados, Japón entre ellos.

Debido a que Japón es el único país que ha sido objeto de ataques nucleares durante la guerra, las ceremonias anuales en Nagasaki e Hiroshima suelen ser eventos muy emotivos para los ciudadanos y pueden ser políticamente sensibles.

En 2017, las potencias nucleares dedicaron 1,7 billones de dólares a gasto militar, lo que supone la cantidad más alta desde el final de la Guerra Fría, según datos de la ONU.

Aunque en 2010, el predecesor de Guterres, Ban Ki-moon, asistió a la ceremonia anual del 6 de agosto para conmemorar a las víctimas del bombardeo atómico de Hiroshima, esta será la primera vez que un secretario general de la ONU asista a la ceremonia en la ciudad de Nagasaki.

Agregó que para garantizar la no proliferación se necesita de "medidas progresivas de desarme en la dimensión nuclear, así como de armas químicas y biológicas".

Su discurso tuvo lugar tras el minuto de silencio guardado en memoria de las víctimas a las 11.02 (02.02 GMT), la hora exacta en la que la bomba "Fat man" estalló sobre la ciudad portuaria, y mató en el acto a 74.000 personas, mientras que otras 63.000 murieron posteriormente por la radiación y las heridas causadas por la explosión.

"Yo sobreviví milagrosamente, pero esto es algo que nunca podré perdonar".

Más tarde, Guterres voló a Nagasaki y se reunió por separado con el alcalde de la ciudad, Tomihisa Taue, y con los sobrevivientes del bombardeo atómico perpetrado por Estados Unidos el 9 de agosto de 1945.

ONU llama al desarme en aniversario de la bomba atómica en Nagasaki