Martes, 13 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » EE. UU.: Miles rechazan marcha supremacista

EE. UU.: Miles rechazan marcha supremacista

14 Agosto 2018

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, dijo la semana pasada que firmó una orden para intensificar las operaciones de emergencia en preparación de la manifestación que está programada para el domingo en Lafayette Square, un parque frente a la Casa Blanca.

Contramanifestantes se presentan en la plaza de Lafayette en Washington para acallar el mitin del grupo supremacista blanco, Unite The Right 2.

Como precaución, tras haber quedado desbordadas durante los disturbios del año pasado, las autoridades declararon el estado de emergencia en Chalottesville y en todo Virginia para ayudar a la movilización de agentes y recursos tanto en la ciudad como en el estado.

Trump condenó ayer en Twitter "todo tipo de racismo" e instó a los ciudadanos de Estados Unidos a unirse "como nación".

Los adversarios de la extrema derecha también se manifiestan contra la Administración actual de EEUU y el presidente Donald Trump, quien se encuentra en su residencia de Nueva Jersey. Allí, varios millares de personas se concentraron para ganar en número y combatir la narrativa de odio de los neonazis, que horas después llegan a la capital.

En Charlottesville se dispuso una importante presencia de agentes de seguridad con patrullajes y vallados en el área circundante al centro, con solo dos puntos de ingreso para peatones. Un año después de que la marcha de nacionalistas blancos traumatizó a Charlottesville en el estado de Virginia, en Estados Unidos, con enfrentamientos y sangre, la ciudad todavía se está recuperando de la conmoción.

La marcha Unite the Right del verano pasado en la histórica Charlottesville, realizada el 12 de agosto para protestar por el hecho de que varias ciudades retiraran estatus confederadas, llamó la atención cuando supremacistas blancos, fascistas y neonazis se enfrentaron a manifestantes de contraprotesta.

Al culminar la marcha se desencadenaron choques entre los supremacistas blancos y los contra-manifestantes, que fueron embestidos por un simpatizante neonazi causando la muerte de una mujer y dejando 19 heridos. "Paz para TODOS los estadounidenses", añadió en su mensaje previo a la manifestación de este domingo.

La ultraderecha había llegado a Washington, frente a la Casa Blanca, pero eran apenas una treinta para participar en la procesión en el aniversario de Charlottesville para la cual se esperaban hasta 400: escoltados por la policía, ingresaron a una ciudad movilizada para una protesta masiva al grito de "Nazi Go Home!".

En ese momento, el mandatario republicano dijo que había "gente muy buena" en ambos lados, lo que provocó críticas de que estaba equiparando a los detractores con los asistentes al mitin, entre los que se incluían neonazis y otros supremacistas blancos.

Tras las vallas negras se ubicaron miles de contramanifestantes que abucheaban a los neonazis y gritaban consignas mientras agitaban pancartas con mensajes como: "Sin odio, sin miedo" o "Defendámonos del supremacismo blanco".

EE. UU.: Miles rechazan marcha supremacista