Viernes, 20 Julio 2018
Ultimas noticias
Casa » Último buzo en salir de la cueva cuenta el dramático final

Último buzo en salir de la cueva cuenta el dramático final

13 Julio 2018

Las víctimas ya habían salido del peligroso lugar cuando se escuchó un grito desde el tramo más difícil del recorrido de salida.

"El australiano que supervisaba el paso se puso a gritar diciendo que la bomba de agua había dejado de funcionar", manifestó el excomando de la marina tailandesa Chaiyananta Peeranarong, en declaraciones a la agencia AFP.

Mientras tanto el Gobierno de Tailandia reveló las primeras imágenes de ese rescate en las que se ve a los buzos, médicos y socorristas trabajando en la oscuridad y cargando a los niños hasta el exterior de la cueva.

"Si no se bombeaba el agua en ese lugar sólo se podía salir con una botella de oxígeno", explicó, relatando los últimos instantes de esa dramática evacuación.

Los últimos buzos se "precipitaron" entonces para pasar por ese lugar en 'T', una pesadilla por lo estrecho.

El comandante Chaiyananta Peeranarong, quien fue el último socorrista en salir de la gruta, señaló que algunos de los niños fueron sacados "en camillas estando dormidos". Apenas tuvo tiempo de pasar antes de que el lugar quede totalmente sumergido.

El ex comando tailandés explicó que la prioridad del equipo internacional de expertos del que formaba parte era asegurarse que los niños no entraran en pánico. Es por ello que algunos fueron sedados y dormidos como lo muestra un video publicado en la página Facebook de los comandos de la marina de ese país.

"Los médicos verificaban constantemente el estado y el pulso". "Eso era absurdo", criticó.

Que al menos algunos de los chicos no salieron buceando pudo verse en un video que difundieron los responsables del operativo de salvataje y lo confirmaron buzos que participaron de las tres fases del rescate.

La célula de crisis aseguró, durante los días de espera antes del desenlace final, que los buzos que permanecían con ellos antes de la evacuación les enseñaban a familiarizarse con el equipamiento para bucear.

El grupo, de doce chicos de entre 11 y 16 años y su entrenador (de 25), entró a la cueva Tham Luang el sábado 23 de junio, para explorarla luego de un entrenamiento. "Sólo necesitábamos que se sintiesen seguros, que todo iría bien", precisó Peeranarong.

Último buzo en salir de la cueva cuenta el dramático final