Viernes, 22 Junio 2018
Ultimas noticias
Casa » Norcorea ya no es una amenaza nuclear — EEUU

Norcorea ya no es una amenaza nuclear — EEUU

14 Junio 2018

El encuentro en el hotel "Capella" de la isla turística de Sentosa debe marcar un nuevo comienzo en las relaciones tensas y a menudo hostiles.

"Antes de que asumiera la presidencia las personas asumían que iríamos a la guerra con Corea del Norte".

Pero de inmediato enfrentó duros cuestionamientos en casa acerca de si consiguió muy poco y cedió mucho en su afán de lograr un acuerdo con el joven autócrata, incluyendo el compromiso de detener los ejercicios militares de Estados Unidos con Corea del Sur.

Ante las preguntas de algunos periodistas, Trump defendió lo conseguido alegando que se trata de una "declaración bastante amplia" y que "no había tiempo" para más. Se han comprometido a proporcionar "garantías de seguridad" a Pyongyang.

Washington tiene en la actualidad 28.500 soldados en Corea del Sur como elemento disuasorio de las amenazas norcoreanas. Reafirmándose en la Declaración de Panmunjom del 27 de abril de 2018, la RPDC se compromete a trabajar en pos de la completa desnuclearización de la península de Corea. 4.

"Esto es algo grande", añadió. La prevista desnuclearización, que avanzará "muy, muy rápido", será controlada por inspectores estadounidenses e internacionales, explicó. "Como demuestra la historia, los adversarios pueden convertirse en amigos".

Los medios estatales norcoreanos elogiaron este miércoles la cumbre entre Kim Jong-un y Donald Trump como un éxito rotundo, destacando las concesiones por el presidente de EE.UU. y la perspectiva de una nueva era de paz y prosperidad en la península coreana. "Sólo los valientes consiguen la paz", sentenció el estadounidense.

También Kim se mostró muy satisfecho. Ahora que nos encontramos y tenemos una gran relación con Kim Jong-un, los mismos hostigadores gritan: "'¡No deberías conocerlo!'", indicó el republicano. "Hemos decidido dejar el pasado atrás". Hasta ahora no había contactos diplomáticos entre ambas naciones. UU anunció que suspendería las maniobras militares conjuntas como gesto de buena voluntad hacia Corea del Norte, que los suele denunciar como un ensayo para invadir su territorio.

Otros en cambio opinan que anular los ejercicios dinamita la piedra angular de la alianza militar que han mantenido EEUU y Corea del Sur desde 1945, y desequilibra la balanza geoestratégica en la región.

Según la agencia estatal KCNA y el diario Rodong, el principal del país, Kim y Trump "dieron un primer paso hacia la reconciliación por primera vez en la trayectoria de casi 70 años de enemistad", iniciada por la Guerra de Corea (1950-1953).

Además, Trump se declaró dispuesto a invitar a Kim a la Casa Blanca y no descartó a viajar "llegado el momento" a Pyongyang.

Los dos líderes aceptaron con mucho gusto las respectivas invitaciones, con la convicción de que será otra ocasión importante para mejorar las relaciones.

Norcorea ya no es una amenaza nuclear — EEUU