Martes, 14 Agosto 2018
Ultimas noticias
Casa » Mandatarios de las dos Coreas se mostraron dispuestos a "reunirse con frecuencia"

Mandatarios de las dos Coreas se mostraron dispuestos a "reunirse con frecuencia"

27 May 2018

El gesto de Trump representa un espectacular cambio de rumbo en medio de un proceso de aproximación que tenía en vilo a la comunidad internacional ante la posibilidad real de una solución negociada a las tensiones en la península coreana. Trump rompió unilateralmente el acuerdo de desnuclearización con Irán a pesar de la falta de evidencias de incumplimiento y tanto él como sus asesores han propuesto la fórmula libia para Corea del Norte.

La reunión del sábado es tan solo la cuarta que han mantenido los líderes de las dos Coreas, que técnicamente siguen en guerra, y se celebró en el más absoluto secreto. "Insto a Corea del Norte y a EE.UU. a que confirmen la voluntad mutua compartiendo sus problemas y comunicándose de manera directa", dijo Moon.

Según la presidencia surcoreana, ambos líderes se entrevistaron durante dos horas en la localidad de Panmunjom, donde se reunieron hace un mes, haciendo una declaración en la que juraron mejorar los lazos.

"Estamos teniendo conversaciones muy productivas con Corea del Norte sobre la reinstauración de la Cumbre que, en caso de ocurrir, probablemente se mantendrá en Singapur en la misma fecha, el 12 de junio, y, de ser necesario, se extenderá más allá de ese día", escribió Trump.

Numerosos dirigentes extranjeros expresaron su decepción, empezando por el presidente surcoreano Moon Jae-in, que evocó un giro de los acontecimientos "profundamente lamentable".

"Podría ser incluso el día 12..."

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló esta semana la cumbre programada para el 12 de junio, pero el viernes le dijo a reporteros que seguía dispuesto a sostener la reunión. La viceministra norcoreana de Exteriores, Choe Son-hui, calificó a Pence de "pelele político", "estúpido" e "ignorante", y subrayó que "si EU quiere que nos encontremos en una sala de reuniones o en una confrontación nuclear depende de su decisión". Kim, con su inédita tozudez por el diálogo, pretende coger a Trump por las solapas y arrastrarlo a la planeada cumbre de Singapur.

"Las sanciones, las más rígidas ya impuestas, y la campaña de presión máxima continuarán", dijo Trump, quien también advirtió a Corea del Norte que evite eventuales "actos irresponsables". Trump dejó todas las opciones sobre la mesa con una de sus muletillas: "Veremos qué pasa".

"Es una muy buena noticia recibir una declaración cálida y productiva de Corea del Norte".

En otro tuit, Trump lamentó las críticas de la oposición a su gestión de las negociaciones con Corea del Norte: "Los demócratas están claramente deseando que nos vaya mal en nuestras negociaciones con Corea del Norte", afirmó Trump.

Fuentes de la Casa Blanca explicaron más tarde que la decisión de cancelar la cita obedeció a "una serie de promesas rotas" por parte de Corea del Norte, como el plantón dado a una delegación estadounidense que se había desplazado a Singapur para concretar los detalles de la reunión y unos insultos vertidos desde Pyongyang contra el vicepresidente Mike Pence.

Mandatarios de las dos Coreas se mostraron dispuestos a