Miércoles, 17 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » "Este es un sueño y no me quiero despertar" — Ariel Holan

"Este es un sueño y no me quiero despertar" — Ariel Holan

13 Enero 2018

Independiente resurgió de sus cenizas, volvió a ser lo que nunca debió dejar de ser, recuperó su identidad y su memoria.

Los números de rendimiento son parejos pero en el juego, Flamengo muestra varias deficiencias en todas las líneas del campo.

Ahora de la mano de su técnico Ariel Holan, quien había sido entrenador de un equipo de hockey, Independiente vuelve a obtener un título oficial, luego de que en el 2010 también un campeonato de la Sudamericana. Ezequiel Barco fue el encargado de marcar de penal para el equipo argentino.

Independiente vuelve a exhibir su grandeza: sigue siendo el club que jamás perdió una final internacional, marca que pocos pueden ostentar.

"Trabajé toda mi vida para esto", afirmó Holan, que en un año hizo un trabajo profundo en Independiente.

Para llegar al 'maracanazo', Holan tuvo que superar momentos muy difíciles. Lucas Paquetá anotó el primer gol y el pibe Ezequiel Barco igualó de penal. Los "fulbipibes" de Independiente jugaron en cualquier cancha sin ninguna vergüenza, sin subestimar a ningún rival pero ante todo sin subestimarse a sí mismos.

Durante el trayecto los futbolistas cantaron y flamearon banderas del club. Gracias a la igualdad, quedaron en el global 3-2, debido al triunfo en Argentina en el partido de ida.

Además, seguidores de Flamengo encendieron bengalas y protagonizaron incidentes afuera del hotel donde se alojó Independiente en la víspera del partido.

Los enfrentamientos entre los hinchas de ambos equipos estallaron una noche antes de la final del miércoles que se efectuó en el estadio Maracaná y continuaron a primeras horas del jueves. Y aunque nos parece relativo el papel de los DT, en este caso fue determinante.

Este jueves tocó el festejo con su público que aguardó expectante al plantel de jugadores, liderados por el timonel Ariel Holan, considerado héroe supremo de la apoteótica conquista sudamericana.

Independiente vuelve a estar en el podio de América, en lo más alto, entre los mejores. Otra vez le queda impecable el traje de campeón.