Jueves, 23 Noviembre 2017
Ultimas noticias
Casa » El "calvario" de una tripulación de Air France en Ezeiza

El "calvario" de una tripulación de Air France en Ezeiza

15 Noviembre 2017

Al aterrizar, también acusó a la tripulación de coacción. El gremio de los trabajadores de la aerolínea informó que "fueron interrogados en condiciones que violan los derechos fundamentales".

Francia pidió explicaciones a la Argentina por las condiciones en las que fueron retenidos para interrogatorio un grupo de tripulantes de la aerolínea Air France, en su llegada a Buenos Aires, el 30 de octubre pasado.

Una mujer argentina que viajaba de París a Buenos Aires en un avión de la empresa Air France denunció que durante el vuelo sufrió un abuso sexual por parte de un pasajero francés. Además, apuntó que el presidente de la aerolínea francesa, Jean-Marc Janaillac, "expresó al ministerio de Relaciones Exteriores su indignación sobre las condiciones de convocación y de detención arbitraria de las que fue víctima la tripulación de Air France".

En una carta enviada a la embajada de Argentina en Francia, el sindicato narró estos "hechos graves" y pidió que se abra una investigación. Su solicitud derivó en una discusión con el personal ya que, de acuerdo a la versión del sindicato, la pasajera reclamaba cambiar de cabina y en clase ejecutiva no había lugar.

Algunos acusaron a una hija de un viceministro argentino de haber puesto la denuncia por la que fueron arrestados "injustamente" y de forma "abusiva". Sobre la cantidad de horas que los tripulantes debieron permanecer en el tribunal de Lomas, el juez Villena sostuvo: "Considerando que la tripulación debía volar rumbo a París, a fin de no entorpecer el regular ejercicio de sus labores, se llevaron a cabo la totalidad de las audiencias en un mismo día".

El juez Villena decidió tomar las declaraciones en el mismo día para evitar una demora en el retorno de la tripulación a Francia y sólo mantuvo separado al comandante de a bordo, a quién la pasajera había señalado como autor de la coacción, el que finalmente prestó declaración testimonial y no como imputado. El magistrado entiende en la causa que se abrió luego de que una pasajera del vuelo AF 228 de Air France denunciara que otro pasajero se había masturbado al lado suyo y que el comisario de abordo la instó a volver a ese asiento al momento del aterrizaje ya que, de otra manera, "pondría en riesgo la seguridad del vuelo".

"En esos dos casos fueron las propias tripulaciones las que hicieron las denuncias formales; en ambos vuelos, una azafata se sentó junto a las víctimas para acompañarlas, y las tripulaciones se pusieron a disposición".

Un sindicato francés dijo ayer que los 14 tripulantes fueron "interrogados en condiciones que violan los derechos fundamentales".

La justicia argentina lo niega.

El juez Villena explicó que "el protocolo indica que a la víctima hay que asistirla, cambiarla inmediatamente de asiento ante la más mínima sospecha de acoso".

Solicitada por la AFP, la dirección de la Air France dijo estar "particularmente conmocionada" por estos hechos y haber "pedido a las autoridades competentes que esclarezcan el asunto".

Un Airbus A320 de Air France.

El