Viernes, 24 Noviembre 2017
Ultimas noticias
Casa » Detener el envejecimiento es matemáticamente imposible

Detener el envejecimiento es matemáticamente imposible

03 Noviembre 2017

Oaxaca de Juárez, 1 de noviembre.

Biólogos de la Universidad de Arizona, EU, afirman que es matemáticamente imposible vencer al envejecimiento, por lo que el secreto de la inmortalidad, no existe. "Desde el punto de vista lógico, teórico y matemático, no hay escapatoria", señala Joanna Masel, profesora de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Arizona.

Masel y su colega Paul Nelson aseguran que hasta ahora la ciencia dejaba abierta la posibilidad de detener el envejecimiento a partir de detener la competencia entre células. El primero de ellos es la disminución de la velocidad de crecimiento de las células y la pérdida de función de los tejidos: por ejemplo, cuando las células epiteliales envejecen dejan de producir pigmentos y el cabello se blanquea; cuando ocurre lo mismo en el tejido conjuntivo, el organismo deja de regenerar las redes de colágeno y la piel pierde elasticidad y se arruga. La idea que trataron de poner a prueba es si se podría evitar el envejecimiento de un organismo complejo si cada una sus células pasara por un fenómeno de selección natural "perfecto" que permitiera "depurar" a todas y cada una de las que son defectuosas o viejas. Pero si te deshaces de las cancerosas, o simplemente las frenas, entonces permites que se acumulen las células defectuosas (.).

Mientras Masel insistió: "Puedes solucionar un problema, pero estás atrapado con el otro".

Al mismo tiempo, añadió el texto, otras células aumentan su crecimento y generan cáncer, enfermedad que en un momento dado todos los organismos pluricelulares muestran, aunque se mantengan sin causar síntomas.

Se puede retrasar el envejecimiento, pero no se puede detener añade Masel, quien dice que matemáticamente es posible demostrar por qué se puede actuar sobre uno de los dos procesos celulares pero no sobre ambos.

Los investigadores concluyeron que el envejecimiento es una "verdad incontrovertible" y "una propiedad intrínseca de ser multicelular".

Detener el envejecimiento es matemáticamente imposible