Domingo, 17 Diciembre 2017
Ultimas noticias
Casa » Más pánico para México: sismólogos anticipan megaterremoto con un alto efecto devastador

Más pánico para México: sismólogos anticipan megaterremoto con un alto efecto devastador

06 Octubre 2017

Ante la falta de movimientos telúricos importantes durante más de un siglo, ¿se puede esperar que en algún momento en la Brecha de Guerrero se genere un gran sismo?

Sismólogos locales y japoneses llevan más de dos años estudiando la zona conocida como la brecha de Guerrero, una extensión localizada entre las localidades de Papanoa y Acapulco, en el centro-este del territorio azteca, informó la Academia Mexicana de Ciencias.

Y es que de acuerdo con Raúl Valenzuela, investigador del Instituto de Geofísica (IGf) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el último reporte que se tiene de un gran sismo en la zona data de 1911, pero dicho movimiento no fue registrado por un sismógrafo, ya que no se contaban con estos instrumentos en dicha fecha, por lo que sólo se cuenta con reportes históricos.

"Tampoco hay una garantía absoluta de que el epicentro sea ahí", externó, el científico, quien explicó que sería un periodo "lo suficientemente largo como para hacernos temer que un sismo importante se generará en la región". Estudios recientes han descubierto la ocurrencia de deslizamientos "asísmicos" en la brecha de Guerrero, es decir, un deslizamiento entre las placas de Cocos y Norteamericana que ocurre tan lentamente que no produce sismos, pero sí relaja esfuerzos tectónicos. Dado esto, no hay estadísticas para predecir si existe un "intervalo de recurrencia de un gran sismo en la brecha de Guerrero" y si es "de cada 100, 200, 300, 400 años o más", como dijo el especialista al diario 'Crónica'.

La investigación se desarrolla en el marco del proyecto gubernamental japonés de la Asociación para la Investigación Científica y Tecnológica para el Desarrollo Sostenible (SATREPS, por sus siglas en inglés).

"Un sismo se produce cuando ese deslizamiento ocurre en algunos pocos segundos; por otra parte, un deslizamiento asísmico se generaría a lo largo de dos o tres meses, liberando la misma cantidad de energía gradualmente".

"Este proyecto se enfocará al estudio del peligro sísmico, debido a los deslizamientos asísmicos y sismos en zonas cercanas de la brecha de Guerrero", aseguró Miguel Ángel Santoyo, sismólogo del IGf, Unidad Michoacán, en el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT).

Para determinar el nivel de riesgo que podrían representar los deslizamientos sismicos y asísmicos, en la Brecha de Guerrero se colocarán distintos sensores de medición de movimiento, sismografos de banda ancha y tecnología de GPS de alta precisión tanto en tierra como en el fondo marítimo, con los que se registrarán los desplazamientos de la región.

Más pánico para México: sismólogos anticipan megaterremoto con un alto efecto devastador