Viernes, 23 Junio 2017
Ultimas noticias
Casa » Temer recibe interrogatorio de la Policía

Temer recibe interrogatorio de la Policía

20 Junio 2017

Tras su divulgación, Temer pasó a ser investigado en el Supremo Tribunal Federal después de que el fiscal general, Rodrigo Janot, lo acusara de corrupción pasiva, obstrucción a la justicia y organización criminal.

El político, de 50 años, era uno de los más cercanos asesores de Temer.

El TSE examina si la fórmula Dilma Rousseff-Michel Temer, que resultó reelecta en esos comicios, cometió abusos de poder político y económico y se benefició de financiamiento ilegal procedente del megafraude a Petrobras.

El proceso, suspendido el pasado abril y retomado hoy, intenta establecer si hubo financiación ilegal y otras irregularidades en la campaña que compartieron Dilma Rousseff y Temer, aupado al poder tras la destitución el año pasado de quien encabezaba la fórmula en 2014.

Según analistas jurídicos, los magistrados del TSE no parecen proclives a aceptar ninguna de las dos posturas y, debido a la complejidad del proceso, pueden decidir que las cuatro sesiones convocadas esta semana -entre el martes y jueves- no son suficientes y pedir más tiempo para analizar el informe del instructor, que pide la condena para ambos en sus más de mil páginas.

La primera de las audiencias fue dedicada a escuchar los alegatos de la acusación y el descargo de las defensas, que Rousseff y Temer, hoy completamente enemistados, ejercen por separado.

Los siete magistrados del tribunal electoral tienen que pronunciarse sobre denuncias según las cuales la campaña fue alimentada con recursos no declarados de algunas empresas, como la constructora Odebrecht, y con recursos desviados ilegalmente de contratos con la petrolera estatal Petrobras.

Alves, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño y de la mayor confianza de Temer, fue arrestado bajo sospechas de corrupción, aunque estas no tienen relación con Temer.

El caso está centrado sobre todo en ese audio grabado por Joesley Batista, uno de los dueños de JBS, en una reunión que tuvo con Temer en su residencia oficial y que el propio mandatario reconoce haber tenido, pero niega que lo tratado en ese encuentro pueda incriminarlo en algún hecho ilícito.

Si hubiera una sentencia condenatoria, Temer permanecería en el poder hasta que sean juzgadas todas las apelaciones previstas en la ley, que comienzan en la corte electoral y acaban en el Tribunal Supremo, que daría la última palabra tras un engorroso proceso.

Si el tribunal invalida las elecciones de 2014, el actual presidente de la Cámara Baja asumiría la presidencia y el Congreso tendría 30 días para elegir un mandatario interino que lidere el país hasta las elecciones de 2018.

Temer recibe interrogatorio de la Policía