Viernes, 14 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Puro descontrol en el Russ, la fiesta de sexo y alcohol

Puro descontrol en el Russ, la fiesta de sexo y alcohol

20 Junio 2017

En el tour, los chicos beben cerveza a raudales, bailan, cantan tienen sexo y realizan desafíos en un mes.

La fiesta Russ (nombre abreviado de una vieja celebración nórdica llamada Russefering) es una de las más convocantes de Noruega.

La megafiesta Russ que se celebra en Noruega reúne a los jóvenes del país que están por terminar el secundario.

Un joven llamado Frederik Helgesenn declaró a los medios como es vivir de cerca la fiesta desenfrenada de Russ: "Cuando ves películas estadounidenses tienes la impresión de que hacen fiestas muy locas, pero nosotros tenemos la celebración más descontrolada aquí en Noruega". 'No creo que haya nada en el mundo como esto', agregó. Gran parte de la celebración tiene lugar en party buses, algunos con parlantes, luces y mini pistas de baile que pueden costar hasta 350 mil dólares. En el trayecto van parando en diferentes festivales musicales. Uno de los más significativos es en el Kongerparken, un parque en las afueras de la ciudad de Stavanger, donde pueden congregarse más de 15 mil personas. La protagonizan los adolescentes noruegos que están por terminar sus estudios secundarios y es quizás la fiesta de adolescentes más salvaje del mundo.

También se retan a cumplir los más insólitos desafíos como: Deambular todo un día con panes en los pies, tomar una cerveza con dos tampones en la boca o comerse una hamburguesa de McDonald´s en dos bocados, tener sexo a la intemperie y a la vista de todos o beber 24 tragos alcohólicos diferentes durante un día.

Los ganadores de cada competencia reciben una corcada alusiva que van colgando de su cuello.

Frente a todo este exceso, no podían faltar los jóvenes heridos o seriamente afectados por las fiestas interminables. Por eso, han aparecido nuevos desafÃos para la fiesta que tienen que ver con realizarse tests para prevenir enfermedades de transmisión sexual o llevar comida a comedores sociales.

Puro descontrol en el Russ, la fiesta de sexo y alcohol