Jueves, 24 Agosto 2017
Ultimas noticias
Casa » Gobierno de la República responde a The New York Times

Gobierno de la República responde a The New York Times

20 Junio 2017

Para espiar a diez usuarios de iPhone, por ejemplo, el fabricante cobra 650 mil dólares, además de la cuota de instalación de 500 mil dólares, según las propuestas de comercialización de NSO Group que revisó The New York Times.

Según la investigación del CitizenLab, la mayoría de los nombres de dominio de la infraestructura de NSO se encuentran vinculados a México.

Los periodistas y defensores informaron que presentaron una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República y una solicitud de medidas de protección a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Las autoridades niegan el espionaje.

Carlos Loret de Mola arremetió después de revelarse que el Gobierno de México espía a periodistas y civiles; provoca intimidación, acoso y censura, denunció.

Pero eso no incluye a comunicadores y activistas, afirma.

Por lo tanto, "condenamos cualquier intento de vulnerar el derecho a la privacidad de cualquier persona", aseveró.

¿Cómo se realiza el espionaje? . Se trata del software Pegasus que logra infiltrar teléfonos inteligentes con sus mensajes de texto, correos electrónicos y contactos. La abogada abrió el enlace y este la dirigió a una página web corrupta, un indicio del software Pegasus, señala el diario.

De esta manera, el atacante vigila prácticamente toda la vida cotidiana de la persona afectada, las conversaciones que sostiene y la información que comparte.

Según The New York Times, los intentos para realizar hackeos fueron muy personalizados: llegaron a los objetivos por medio de mensajes diseñados para inspirar pánico y conseguir un acceso rápido a los teléfonos celulares.

"La herramienta fue diseñada para aprovechar vulnerabilidades en el sistema operativo de los dispositivos iOS, aunque también se utiliza en otros aparatos".

A ese momento ya había sido utilizado en México, que según el organismo es uno de los principales clientes de la NSO Group.

Los casos de espionaje ciudadano no son novedad en México.

De acuerdo con el documento la empresa que diseñó el malware condiciona su venta a que se utilice únicamente para vigilar criminales, o prevenir amenazas de seguridad nacional.

Citizen Lab mencionó que documentó al menos 76 mensajes que contenían enlaces para que las víctimas permitieran el espionaje.

Dijeron que fueron víctimas de ataques con este software Mario Patrón, Stephanie Brewer, y Santiago Aguirre, colaboradores del Centro Productos Miguel Agustín Pro Juárez; los periodistas Rafael Cabrera, Sebastián Barragán y también Emilio Aristegui, el hijo adolescente de la periodista más famosa de México.

El más conocido es la compra de una mansión de US$7 millones por parte de Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto.

Otro de los afectados fue Juan Pardinas, director general del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), impulsor de una ley anticorrupción.

Ellos forman parte de organizaciones que promovieron el impuesto a refrescos y bebidas azucaradas.

En el marco de la Asamblea de la OEA se llevó a cabo un diálogo con representantes de las organizaciones de la sociedad civil.

La organización aseguró que fue blanco de espionaje debido a sus "investigaciones sobre corrupción e impunidad".

"No me parece un asunto menor".

"Somos los nuevos enemigos del Estado".