Lunes, 21 Agosto 2017
Ultimas noticias
Casa » Cuba se planta ante Trump y EE UU: "No negociaremos bajo presión"

Cuba se planta ante Trump y EE UU: "No negociaremos bajo presión"

20 Junio 2017

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio marcha atrás con las medidas que había pactado su antecesor con Cuba.

"Trump, tu retroceso con Cuba, solamente dañará a Estados Unidos y los estadounidenses", señaló el congresista Jim McGover.

"A partir de este momento, voy a cancelar el acuerdo totalmente unilateral que el gobierno previo hizo con Cuba".

"Retamos a Cuba a que se acerque a la mesa con un nuevo acuerdo que sea del interés de ambos, de su gente y nuestra gente; y también de los cubano-estadunidenses", añadió Trump.

Sobre los detalles de las políticas anunciadas por el magnate norteamericano, debe destacarse que la implementación de los cambios en el programa de sanciones a Cuba, corresponderán al Departamento del Tesoro a través de modificaciones a sus normas de control de activos cubanos y los mismos se realizarán a través de enmiendas a su Reglamento de Administración de Exportación, sin embargo no entrarán en vigor hasta que los nuevos reglamentos sean emitidos.

La nueva modalidad no modifica las políticas migratorias impuestas por Obama que niegan a los cubanos que llegan a territorio firme o marítimo, el asilo político inmediato en los Estados Unidos.

A pesar de los anuncios, el presidente republicano mantuvo algunas de las medidas impulsadas en el llamado "deshielo" cubano: se mantendrá abierta la embajada estadounidense en La Habana.

"Cuba rechaza enérgicamente las nuevas medidas que endurecen el bloqueo (embargo)", pero mantiene la "voluntad" de "continuar el diálogo respetuoso y de negociar los asuntos bilaterales pendientes" con Estados Unidos, dijo Rodríguez.

El presidente de Estados Unidos llamó también a "elecciones libres" en Cuba y pidió la liberación de "los presos políticos" del régimen cubano. El gobierno cubano generalmente ha empujado a estos negocios hacia comercios administrados por el Estado, lo que quiere decir que la mayoría de los estadounidenses que viajen a Cuba ya no podrán usar los servicios de restaurantes, hostales y taxis privados.

Responsabiliza al gobierno cubano de la opresión y abusos de derechos humanos "ignorados por la política de Obama".

No hubo alivio. La administración de Trump sostiene que la política de apertura de Obama no logró un alivio a "la represión en la isla".

Entre los cambios figura la reinstauración de restricciones a los viajes de estadounidenses a la isla y a las transacciones con empresas controladas por las fuerzas armadas cubanas, que presiden la mayor parte de la industria turística de la ínsula.

Viajes. Otro cambio es hacer más estricto el proceso de autorización de los viajes a Cuba para los estadounidenses. Según las autoridades de la isla, en el 2016 la cifra de visitantes estadounidenses aumentó el 74 por ciento con respecto al 2015.