Lunes, 25 May 2020
Ultimas noticias
Casa » Temer dijo que no renunciará y pidió suspender la investigación contra él

Temer dijo que no renunciará y pidió suspender la investigación contra él

22 May 2017

En un mensaje a la nación, el mandatario cuestionó la validez de las grabaciones realizadas por uno de los dueños de la empresa JBS en las que, según la Fiscalía, avala la compra del silencio de un poderoso diputado preso por corrupción.

"Vamos a pedir la renuncia inmediata del presidente", declaró el dirigente del Partido Socialista Brasileño (PSB) Julio Delgado, tras una reunión de esa formación en Brasilia.

El expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), favorito para la contienda electoral según todas las encuestas, exigió también la renuncia inmediata de Temer y la convocatoria a las urnas.

"Esa grabación clandestina fue manipulada y adulterada con objetivos completamente turbios", dijo Temer en un combativo pronunciamiento en el Palacio de Planalto, el segundo desde que estalló el escándalo el pasado miércoles, cuando se dio a conocer una denuncia del empresario Joesley Batista.

Temer insistió en que no cometió ningún delito, que "nunca compró el silencio de nadie" y no obstruyó a la Justicia, como ha apuntado el Fiscal General, Rodrigo Janot, en el pedido de investigación que ha autorizado el Supremo.

El presidente luego arremetió contra Joesley Batista, uno de los dueños de JBS y el autor de la grabación de la conversación entre ambos.

Céline Dion emociona interpretando "My heart will go on" de "Titanic"
Céline Dion se hace presente en el T-Mobile Arena de Las Vegas con su hit " My Heart Will Go On ", tema que llegó al número uno del Billboard 200 y ganó la categoría de Soundtrack del Año en el 98.


Sus declaraciones han tenido lugar después de que el juez del Tribunal Supremo Federal (TSF) de Brasil, Edson Fachin, autorizara el jueves el inicio de la investigación contra Temer por el caso de corrupción Lava Jato, de manera que el mandatario podría enfrentar un juicio político (impeachment) como el que él mismo impulsó contra Dilma Rousseff y que acabó con la destitución de la expresidenta.

Esa incertidumbre ha comenzado a debilitar el apoyo del Congreso -del que Temer siempre presumió- y ha golpeado a sus propia base aliada, que este sábado ganó una fisura después de la decisión del Partido Socialista Brasileño (PSB) de saltar a las filas de la oposición.

Temer insistió en que el hecho de escuchar los actos ilícitos relatados por Batista en el encuentro que ambos mantuvieron en su residencia oficial no suponen un "delito" y recalcó que su único objetivo era "librarse del interlocutor".

Y el dueño de JBS "está libre y suelto, paseando por las calles de Nueva York", repudió el mandatario. "Continuaré al frente del Gobierno", aseguró Temer al final de su alocución.

"Nosotros queremos elecciones directas, queremos que Temer salga enseguida; no queremos que haya un presidente elegido de forma indirecta", afirmó Lula en San Pablo y en sus primeras palabras desde el estallido del escándalo que puso entre las cuerdas a Temer. La empresa JBS admitió que compró dólares antes de que el escándalo estallara, aunque, según ellos mismos dijeron, lo hicieron en razón de la política económica de la empresa.

Medios brasileños habían reportado, antes del discurso, respecto a una posible edición de la grabación presentada por Batista como prueba en su denuncia contra el presidente. El empresario de 44 años es también investigado por corrupción y pactó una colaboración con la Justicia para obtener beneficios en su caso, en una de las llamadas "delaciones premiadas". "Mi candidatura dependerá de muchas cosas, pero Dios quiera que la (televisión) Globo defina ya a su candidato", ironizó.

Temer dijo que no renunciará y pidió suspender la investigación contra él