Lunes, 18 Diciembre 2017
Ultimas noticias
Casa » Presidente de Brasil es acusado de corrupción por la Corte Suprema

Presidente de Brasil es acusado de corrupción por la Corte Suprema

20 May 2017

Ante todo eso, Temer asiente o simplemente escucha sin mayores comentarios, lo cual ha sido interpretado por analistas jurídicos como un explícito apoyo a acciones al margen de la ley.

Temer rechazó enfáticamente el jueves la posibilidad de dimitir después de que el Supremo Tribunal Federal (STF) autorizara una investigación judicial en su contra.

El juez de la corte Edson Fachin aceptó la denuncia para abrir una investigación contra Temer, quien ayer negó la renuncia al cargo.

Al mismo tiempo, según documentos dados a conocer, el dueño de una importante empacadora de carne dijo a fiscales que transfirió $150 millones de dólares a cuentas en el extranjero para las campañas de los expresidentes Dilma Rousseff y Luiz Inácio Lula da Silva.

Todo ello se suma a una grabación de una conversación de Batista con Temer, en la que el empresario comenta que busca "favores" para JBS en ministerios, que recibe información por adelantado sobre investigaciones o que soborna a un exdiputado preso por corrupción y cercano al gobernante para que no colabore con la justicia.

Para reforzar su afirmación de que Lula estaba al tanto del pago de los sobornos, Batista contó una anécdota: "En octubre de 2014, me encontré con Lula en el Instituto Lula y le dije que las donaciones de JBS ya habían superado los 300 millones de reales".

Otros tres millones le fueron pedidos por el jefe del Ejecutivo en 2012 para apoyar la candidatura de Gabriel Chalita a la alcaldía de Sao Paulo, y a partir de entonces, relató, se estrecharon las relaciones con Temer, con el secretario general de la Presidencia, Wellington Moreira Franco, y con el exministro Geddel Viera Lima.

"Según el fiscal, Neves, "en articulación, entre otros, con el presidente Temer", intentó obstaculizar la operación 'Lava Jato'", que investiga la trama corrupta en la estatal Petrobras, a través de "medidas legislativas" y "el control del nombramiento de comisarios de policía" que conducían los procesos.

"De esta forma, se ve también la posible práctica del delito de obstrucción a la justicia", ha declarado el fiscal de la nación brasileña.

El presidente, de 76 años, se vio salpicado directamente por la confesión realizada ante la justicia por uno de los dueños del gigante cárnico JBS, que colocó al presidente brasileño en el centro de un escándalo de corrupción.

De acuerdo con la Fiscalía, la grabación demuestra, además, que avaló la compra del silencio de Eduardo Cunha, quien es expresidente de la Cámara de Diputados y ahora purga condena por corrupción.